Experimento 2016

miércoles, noviembre 30, 2016 4 Comments A+ a-


Desde hace algunos meses, en diversas entrevistas y dentro de mis posts, he estado anunciando que a final de 2016 escribiría un post especial sobre la forma en la que me he organizado este año para publicar mis libros.
Quiero aclarar que, esto que voy a contar a continuación, tal vez sonará descabellado para algunos o tal vez, para otros sea una idea estupenda a seguir. No les voy a juzgar por pensar una cosa o la otra, lo que sí es que, si deciden hacer lo segundo, tengan en cuenta que es un reto enorme y aun mayor es la responsabilidad que esto conlleva porque involucra directamente a nuestros lectores a quienes NO podemos fallarles.
Bien, este post decidí bautizarlo como EXPERIMENTO 2016 porque eso fue desde el principio: Un Experimento.
A principio de año, empecé a darle vueltas al asunto de publicar al menos 4 libros durante el 2016. En el 2015 solo publiqué dos y no me sentía a gusto con eso, creo que hay que mantener la llama de los lectores encendida para que suelten un libro y cojan otro y eso solo se logra escribiendo mucho y publicando de forma continua.
No solo era un plan para aumentar las ventas, no. También quería asumirlo como un reto porque eso es lo que hacen los autores consagrados: Escribir mucho y publicar continuamente.
Lo observaba también entre los autores indie que publican en Amazon tanto en inglés como en español, aquellos que sacan a la luz un libro cada dos meses o un poco más, se mantienen en buenos puestos. Recuerden que lo ideal es estar en los Tops 100 pero no es malo cuando tu libro está en el puesto 320 teniendo en cuenta que en Amazon.com hay alrededor de 190.000 libros en español y solo en el género Romántico hay alrededor de 14.000
Así que empecé a hacer una investigación y me daba cuenta de que estos autores (sobre todo los anglosajones) apenas publicaban un libro, empezaban la preventa del siguiente y eso me recordó que aquella era una de las estrategias de marketing más valoradas entre los indie anglosajones.
Entonces me llegó la pregunta ¿Y si yo también lo hago así?
Me detuve a evaluar los pros y los contras de la situación.
Lo primero que se me vino a la cabeza fue ¿En cuánto tiempo puedo escribir una novela que tenga entre 40.000 y 60.000 palabras?
No más de un mes. Tengan en cuenta de que yo esto lo hago prácticamente a tiempo completo. Puedo dedicarle a la escritura entre 4 y 6 horas al día.
Luego de escribir vendrían las correcciones y eso podía llevarme un mes más porque me gusta hacer dos antes de sacar el libro a la venta y que haya un descanso de un par de semanas entre las dos revisiones. Esto no es lo ideal, el manuscrito debería reposar un mes antes de que lo tomemos para hacerle la primera revisión pero bueno, cada quien tiene su ritmo :)
Y en el proceso de hacer correcciones y maquetación podría diseñar la portada y demás banners con los que me apoyo al momento de publicitar la novela.
Todo lo anterior sonaba de maravilla. El punto era que ya estaba a mitad de enero (quizá finales) y yo no tenía el manuscrito disponible para poner en preventa.
Hay un dicho por allí que reza: el que no arriesga ni gana ni pierde y yo decidí que era momento de arriesgar el todo por el todo.
Eso hice. Tenía argumento, personajes, una historia en mi cabeza lista para tomar las páginas de Word, lo único que tenía que hacer era sentarme a escribir y escribir hasta ponerle punto y final.
La primera semana resultó un éxito empujándome a dar el salto al vacío de colocar en Preventa Las curvas del amor teniendo un manuscrito que apenas llevaba un cuarto de la totalidad.
Así es como el 21 de febrero sale en preventa esta historia.
Para entonces, y según mis creencias astrológicas -sí, soy de las que cree en Mercurio retrógrado y demás-, hice todo un calendario de preventas y publicaciones planeadas con mucho cuidado a lo largo de todo el 2016.
En este cronograma pautaba la fecha de preventa de una novela, fecha de lanzamiento oficial de la misma y además, la fecha en la que debería empezar a escribir la siguiente publicación.
Sí, es una locura, no se los discuto pero esto me ayudó a ser constante y publicar en los tiempos pautados.
Mucho me pasaba que solía decir: para febrero, publico esta novela; pero luego, me daba un bajón de inspiración, no podía escribir por X o Y motivo y así se iba retrasando la escritura haciendo que la publicación de esa novela se retrasara también.
Descubrí que con este método me mantengo activa, no puedo poner excusas para no sentarme detrás del ordenador y además, trabajo como si lo estuviera haciendo junto a una editorial.
Ellos colocan fechas de entregas de los manuscritos ¿no?, bueno, lo mismo ocurre con las preventas de Amazon. Tú subes el archivo en preventa y ellos te dan una fecha tope para subir tu archivo final, lo que te obliga a publicar en la fecha que estableces porque simplemente no puedes fallarle a los lectores.
Las curvas del amor acabó en buenos resultados aunque rayando en la fecha final, cosa que me generó un poco de estrés y que me tuvo un par de noches sin dormir afinando los últimos detalles de corrección.
Salió bien, muy bien y seguí adelante con el experimento.
La melodía del amor empecé a escribirla un poco después de la fecha que tenía pautada para empezar, sin embargo, fue una de las novelas más fluidas que tuve este año. Confieso que con esos personajes no tenía ni la más mínima idea de qué hacer y solo me dejé llevar por la necesidad de escribir. Ellos hicieron su camino y escribieron una historia romántica sencilla pero dulce, una de las que más me gustó este año :)
Esta novela fue más corta que la anterior y no me dio tantos dolores de cabeza al acercarse la fecha de lanzamiento oficial.
En el medio de esta escritura, decidí terminar una novela que tenía en el olvido y que la llevaría a participar en el I Premio Romantic de Novela Romántica. No le quedaba mucho para llegar al final así que, por las noches, me puse manos a la obra con ella y la envié a tiempo antes del cierre del certamen que estaba pautado para el día 30 de abril.
De pronto, me coincidía el lanzamiento de La melodía del amor con el Tercer Certamen literario de Amazon pero esta no podía participar en el mismo porque había estado en preventa antes del 01 de julio.
Mala suerte, pero tenía otra novela por allí cogiendo polvo que pude concluir y lanzar como participante: El Origen.
Así había llegado agosto y yo ya llevaba cuatro novelas concluidas estando tres de ellas publicadas de forma efectiva.
Agosto también llegó lleno de sol, vacaciones y la obligación de ser mami a tiempo completo, lo que hizo que se retrasara todo. Trabajaba por las noches cuando el cansancio no me vencía y solo conseguí poner mi atención en la siguiente novela: La búsqueda del amor.
El blog -entre otras cosas- estuvo inactivo durante un buen tiempo y aun no termino de organizarme como es debido para retomar las publicaciones semanales del mismo.
En fin, La búsqueda del amor también salió publicada a tiempo pero con esta novela sí tuve un gran inconveniente y fue que, en medio de una de esas noches en las que ya no daba más, salvé el archivo de la novela en una carpeta diferente bajo el mismo nombre. En resumidas cuentas: hice un duplicado; continuando el trabajo en el nuevo y dejando a medias el archivo original. Al momento de subir el archivo en Amazon, elegí el que estaba incompleto y no pude hacer nada hasta que la novela tuvo el lanzamiento oficial. Es por ello que dediqué un post del blog a cómo actualizar los libros en Kindle, porque algunos de esos compradores de Preventa de La búsqueda del amor se encontraron con una novela a medias. Moría de la vergüenza, pero ya el error estaba hecho y solo me quedaba esperar que los lectores pudieran comprender y disculpar mi descuido.
Me alegra un montón que haya sido así 😊
Con esa novela cumplía mi meta de publicaciones.
En algún momento anunciaron los finalistas y ganadores de ambos sorteos en los que participaba, como verán, no figuré en ninguno ja ja ja.
No me importó, El Origen ya estaba a la venta y la novela participante en el Certamen de Romantic es la que está actualmente en Preventa y saldrá oficialmente el 18 de diciembre: Un café al pasado.
No era la que tenía pautada para finales de 2016 pero qué más daba, ya estaba ahí, lista para publicar y no quería dejar pasar la oportunidad.
En este mes y medio que ha pasado desde que saliera la preventa final del año, me he dedicado a escribir la segunda parte de Un café al pasado. Exacto, tiene segunda parte y su preventa empezará el 14 de enero 2017 si todo va bien.
Tenía mucho tiempo sin escribir un post tan largo, pero me siento feliz de poder compartir contigo esta experiencia que si bien me generó un poco de ansiedad y estrés en ciertos momentos, también me ha dado inmensas satisfacciones. Me ha hecho valorarme a mí misma como una escritora profesional capaz de cumplir con sus metas establecidas y darles historias nuevas constantemente a sus lectores.
Esa es mi mayor satisfacción.
Te aseguro que este método me ha permitido establecer mayor contacto con mis lectores y hasta he conseguido aquello que llaman Lectores Fieles.
¿Es una locura? Sin duda. Pero a veces se necesita un poco de presión para concluir y alcanzar objetivos, sobre todo cuando no tenemos un jefe encima de nosotros diciéndonos: “ten listo esto para tal o cual fecha” Cuando hacemos el papel de jefe y empleado al mismo tiempo, muchas veces nos saboteamos el trabajo: “No tengo a nadie que me regañe por no haberme sentado hoy a escribir así que, no lo hago” “no tengo a nadie que me descuente sueldo por no tener a tiempo un proyecto”
No digo que esto les pase a todos pero estoy segura que a una gran mayoría sí. Es difícil encontrar el equilibrio perfecto entre ser el jefe y el empleado, pero no es imposible.
Ya ves, yo no sabía cómo lograrlo y me fui por la vía más fácil: las preventas de Amazon. Ellas fueron los jefes que me presionaron para tener el trabajo listo a tiempo y sentirme satisfecha conmigo misma como profesional.
Ya sabes cómo me he organizado este año para escribir y publicar y cómo seguiré haciéndolo en los próximos años 😉
Y ¿tú? ¿Cómo lo has hecho?
¿Tomarías el riesgo que yo he tomado de anunciar una preventa con un manuscrito a medias?
Sabes que me encanta saber lo que piensas así que cuéntame tu experiencia en los comentarios 👇👇👇
Muchas gracias por leer, comentar y compartir.

4 comentarios

Write comentarios
Itxa Bustillo
AUTHOR
14 de febrero de 2017, 17:01 delete

Hola Stefanía, interesante post de tu experiencia, la verdad es que para mí eso de preventa es estresante, no lo considero ni ya teniendo listos los libros así que imagínate, menos teniendo el trabajo a medias como dices que te pasó. Aunque tenga el tiempo mi vida no gira en torno a la escritura al 100% como quisiera(y me refiero a tener algo de alivio que me permita centrar mis fuerzas en la carrera y dedicarme sólo a escribir) si así fuera lo consideraría, muchas veces los problemas personales son otro asunto que restan tiempo y concentración. Aún así y ya con un problema a cuestas que me presionaba, publiqué "Quiero que seas Mío" en Mayo pasado y luego me dediqué a "Aurora" con paciencia y a mi ritmo más que todo como una necesidad de divagación. Imagínate que terminé de darle la forma que quería a la historia en medio de una situación legal que me ha sacado canas de colores y andando en instituciones de arriba a abajo, ni me preguntes como obtuve el resultado final de la historia porque no es que la haya tenido escrita sino a volver al borrador, a leer a quitar y poner y a darle el giro que quería, a mencionar situaciones que giran en torno a los demás libros y a su vez crear a X personaje porque la escena lo requería y así tratando de divagarme en lo único que me daba tranquilidad por fin la concluí -según yo- para publicarla en Septiembre, no sé qué habría pasado si yo la hubiera puesto en preventa pero no pude publicarla. Sé que como dices es la organización y ser tu propio jefe pero por lo menos para mí el 2016 ha sido de los peores años porque no sé si sabrás todo lo que conlleva un lío legal como la parte demandante (que no me busqué sino que me orillaron a tomarlo porque si me quedaba en mis laureles...) pero tus fuerzas comienzas a dirigirlas a otra dirección y es un desgaste fuerte y algo muy agotador, no sólo físico sino mental. Ya más adelante como les he dicho a mis contactos les contaré esta odisea, de qué se trata y todo lo que implicó, sólo quise poner un ejemplo del porqué a menos a mí no me pasa por la cabeza la bendita preventa, nunca sabes qué te pueda ocasionar un retraso, no es lo mismo a entregar el manuscrito a un editor y alivianarte un poco ese proceso pero como buenas auto-publicadas sabemos que todo nos toca hacerlo nosotras mismas y por ende lleva su tiempo. Admiró a mujeres como tú que teniendo su familia y niños pequeños pueden dedicarse hasta seis horas. Mi problema es que yo investigo mucho y eso me lleva bastante tiempo entre un tema y el otro pero también estoy decidida a organizarme mejor de la manera que sea. El 2014 publiqué 4 títulos y un relato, se puede, sólo es cuestión de organizarse y a veces cerrar inter y toda distracción, espero poder volver a retomar mi ritmo pero sin un cronómetro detrás porque no tienes idea de lo que me estresa, tanto, como escribir una sinopsis jejejeje. Disculpa que me extendí en el comentario.

Reply
avatar
Miriam Meza
AUTHOR
11 de marzo de 2017, 15:28 delete

No es una locura. Es genial la idea.
Voy a tomarla, a ver cómo me va con ella ;)

Reply
avatar
Stefania Gil
AUTHOR
20 de marzo de 2017, 6:29 delete

¡Hola, Itxa! Encantada de tenerte por aquí. Te puedes extender todo lo que quieras en los comentarios que dejes, a mi me encanta saber de ustedes (experiencias y demás) que coincidan con las mías o que aún siendo diferentes puedan aportar datos o ideas al resto de los escritores que se pasean por aquí. El tema de las preventas es delicado, entiendo tu negativa a trabajar con ellas. Yo este año soy el desorden en materia pura, a ver si ya termino de enderezarme y empezar a publicar. Fíjate, este año me salté la preventa de enero y esta es la fecha que aun no concluyo la historia pautada y por ende no puedo publicarla. Es como el síndrome de la hoja en blanco pero más frustrante jajajaj Espero que te vaya bien con el asunto legal que estás resolviendo y que resulte positivamente para ti.
Abrazos.

Reply
avatar
Stefania Gil
AUTHOR
20 de marzo de 2017, 6:32 delete

¡Miriam! Gracias por leer y comentar. Te animo a probarlo y que luego compartas tu experiencia :) Sé que te gusta tomar el reto del NanoWriMo así que estoy segura de que puedes hacerlo y que resultará positivo en tus futuras publicaciones. A ver si yo empiezo a tomar mis propios consejos porque este año me los estoy saltando todos jajajaj
¡Abrazos y éxito!

Reply
avatar