¡Hablemos un poco de mí! :)

miércoles, mayo 11, 2016 2 Comments A+ a-


Hoy les traigo un post bastante particular.
Hace algunos días, fui nominada en Facebook por una queridísima colega de pluma y fiel lectora: Miriam Meza, que a su vez, fue nominada por otra autora para realizar un post tipo cuestionario con la finalidad de conocerle un poco más.
Ahora, es mi turno de dar a conocer un poco de mí. Reconozco que me pareció genial la idea y estuve dispuesta a realizarla desde el momento en el que me supe nominada aunque, admito abiertamente que no tengo buena disposición a las nominaciones jaja.
Así que espero disfruten de la siguiente lectura :)
Empecemos.
 
El mejor consejo fue…
‘Tu puedes’. Tenía clavado en el fondo de mi alma, aquella versión de víctima y de ‘creer’ que no podía hacer ciertas cosas. Que algunas eran inalcanzables. Y aunque me tomó mucho tiempo cambiar esa versión de mi misma y aún tiene sus momentos de lucidez, suelo hacer como ese post que rueda a veces en Facebook que dice: ‘cuando te digan que no puedes hacerlo, responde: mira cómo lo hago’. Ese es el diálogo interior que empleo de vez en cuando.
Tengo que agregar que el otro mejor consejo que me han dado en la vida, vino de la boca de un terapeuta cuando me dijo: Aprende a decir NO. Hay veces que nuestra tranquilidad vale solo un NO :)
 
¿Con qué autor o autora pasarías horas hablando?
Pffff. ¡Qué complicado! Puedo decir que con Helena Moran-Hayes paso horas conversando -por chat- casi a diario, porque como bien saben muchos, somos amigas desde hace un montón de años. He tenido la oportunidad de escribirme con algunos autores independientes: Jonaira Campagnuolo, Miriam Meza, Kristel Ralston, Enrique Lazo, Blanca Miosi, Chary Ca, Joana Arteaga, Jess C’Fadanelli entre otros. Siempre es grato poder conversar con todos ellos y ojalá podamos quedar alguna vez para -así sea por Skype- tomarnos un café cibernético y poder conversar por lo menos un par de horas jejej. 
 
Un recuerdo imborrable…
El nacimiento de mi hija. A pesar de lo sedada que estaba porque mis nervios eran incontrolables, recuerdo claramente el llamado del médico cuando me indicaba que debía abrir los ojos porque la pequeña estaba siendo sacada de la cueva.
Hay otros momentos, pero creo que el anterior, es el único que voy a tener tatuado en el cerebro de por vida.
 
Un lugar para perderte…
Después de que tienes un hijo ‘perderse’ es un lujo que no puedes darte, por lo menos no físicamente. Así que hoy en día puedo encontrar un refugio único en cada lectura que cae en mis manos.
 
Las redes sociales son…
¡Ay! Aquí respiro profundo y respondo: algo con lo que no sobreviviría si lo pierdo. Sí, sí, ya sé que soy bastante dramática pero habrá más de uno que me dará la razón. Las redes sociales hoy en día son necesarias para TODO. Trabajo, marketing, noticias, distracción, cotilleo, unión familiar, etc.
 
Tus ratos libres son para…
¿Y eso qué es? Jajajajaja Ratos libres… eso está sobrevalorado cuando tienes hijos y estás casado. Hablo de los ratos verdaderamente libres, no de cuando estoy sola en casa porque en esos momentos no estoy libre de nada. Mis ratos libres, cuando aparecen, suelo coger el coche e irme a dar un paseo sola :)
 
¿Qué dejarías por un buen libro?
¿Ser social? Ajá. Exacto. Encuentro un buen libro y dejo de ser social, por lo menos hasta terminarlo.
 
Te emociona…
Viajar, regalar, compartir sueños y experiencias, aprender. ¡Ah! ¡Claro! Y también me emociono muchísimo cuando mis libros entran al top 100 de Amazon.
 
¿Qué no faltaría en tu librería?
Ehhh…. Mi estantería está un poco caótica últimamente después de haber perdido más de treinta libros gracias a la ineficiencia del ejército venezolano cuando, en la mudanza a España, me envié mis libros por correspondencia y llegaron después de tres semanas hinchados y verdes de la cantidad de moho gracias a que las cajas se mojaron en un diluvio -o las sumergieron al fondo del mar en el camino a España-, además de los terribles cortes con navaja que tenían los que eran de tapa dura, porque supongo que estaban inspeccionando que no hubiese droga o algo más escondido allí sin importarles dañar propiedad ajena. Porque está claro que los libros les importan un rábano. Así que, desde entonces, soy más devota del kindle y allí si les podría decir que lo que no puede faltar, son los libros de mi autoría. Sonará poco modesto pero, de vez en cuando, me gusta releerlos y decir: ¿esto, lo escribí yo?  :) A veces estar del lado del lector pone en marcha mi fábrica de ideas para futuras novelas.
 
Nunca leerías…
La vida es muy corta para leer cosas que no nos gustan así que no sé si 'nunca', pero -usualmente- escapo de biografías, política, autoayuda, historia, y algunos de los ‘clásicos’ que no se han mostrado atractivos para captar mi atención.
 
Un ritual…
El café de la mañana y los dos de la tarde, darle un beso a mi hija cada noche y decirle ‘te amo’ a mi esposo antes de que empecemos a roncar. Adornar los escritos es solo para las novelas, no se confundan :)

2 comentarios

Write comentarios
chary ca
AUTHOR
20 de mayo de 2016, 23:31 delete

Genial, conocerte más, emocionada por tu mención. Y queda pendiente ese café. Un placer como siempre

Reply
avatar
Stefania Gil
AUTHOR
22 de mayo de 2016, 10:00 delete

:) ¡No podía dejar de mencionarte! Y sí que está pendiente ese café.
Gracias por siempre leer y opinar.

Reply
avatar