¿Trabajas desde casa? Pero, ¿Es un trabajo real?

miércoles, febrero 24, 2016 8 Comments A+ a-



A cuántos de ustedes les ha pasado que, después de la clásica pregunta: ¿A qué te dedicas? Lo que viene es expresión de duda -y en muchos casos: desaprobación- por parte de quien pregunta, tras nosotros darle una respuesta.
Yo he recibido unas cuantas.
Porque son muy pocos los que entienden que, hoy en día, puedes tener un trabajo como cualquier otro sin salir de casa.
No sé si las personas que cuestionan esto lo hacen motivados por sentimientos genuinos o por envidia. Pero es algo que, sin duda, y sobre todo al principio de nuestros pasos como escritores, debemos aprender a manejar y a aceptar. El reconocimiento al ‘oficio serio’, tomado en cuenta como un ‘trabajo o profesión’, llegará si te conviertes en Bestseller. Antes, no.  
Esto no es algo que solo afecte a escritores, no. Porque los diseñadores, artistas, orfebres y demás, también entran en el mismo paquete.
Es absurdo que una profesión sea más valorada que otra.
¿Por qué no puede ser tomado en serio y respetado mi oficio de escritor desde casa, tal como se respeta el oficio y el despacho de un abogado, o el consultorio y la vocación de un médico?
Ni el médico ni el abogado, hicieron dinero apenas se graduaron. Muchos, aun después de décadas de trabajo, siguen soñando con un bufete propio o con un consultorio propio. Pero claro, salen de casa todos los días a la misma hora, tienen un horario que cumplir, con jefes a los cuales deberán rendirle cuentas si hacen algo indebido o a los cuales deberán solicitarles permisos para ausentarse de sus puestos por X o Y motivo. Regresan a casa todos los días sobre la misma hora, reciben casi siempre la misma cantidad de euros al mes y bueno, al final del día hablan de lo bien o lo mal que les fue con los clientes, pacientes y los jefes.
Hay que pensar que todo tiene un costo en la vida, un esfuerzo, y el de nosotros, como escritores independientes, no es menor.
Muchos de estos escritores con los que frecuento en las redes, trabajan dentro y fuera de casa porque se tienen que ajustar a lo que les demandan sus responsabilidades económicas. Y los que sí podemos desempeñarnos por completo en esto, nos autoimponemos una rutina de trabajo para que el tiempo que se tiene disponible para trabajar sea aprovechado al máximo. Que estemos en casa, no quiere decir que estemos sin hacer nada o que tengamos mucho tiempo libre porque nos sobran horas.
De hecho, el que trabaja en casa siempre es el que se lleva la peor parte porque como ‘está’ en casa, pues recae sobre este las responsabilidades de la misma, por lo menos las cosas básicas y eso le resta tiempo a nuestro trabajo de escritura, diseño, orfebrería o lo que sea.
Si tienes niños pequeños, como es mi caso, solo tienes disponible las horas en las que el niño está en el cole porque es una misión imposible escribir con ellos en casa.
Yo no solo escribo, también hago manualidades para niños y los dejo en depósito en varias tiendas y por encima, formo parte del equipo creativo del estudio de diseño online La Taguara Desing (antes llamado CoverDesign) Y el tiempo en el que mi hija no está, tengo que repartirlo muy bien entre: escribir -y todo lo que conlleva publicar- diseñar, crear las manualidades y atender las cosas del día a día de casa, por ejemplo: cocinar. Me supongo que el día de muchos de ustedes no es muy diferente a ese e incluso podría ser peor por tener un trabajo paralelo fuera de casa. Así que me parece muy injusto cuando, ante la mínima queja que hago un día: ¡No me rinde el tiempo!, la gente me ve y me dice: ¿Ah?  ¿Pero cómo no tienes tiempo? ¡Si es que estás todo el día en casa!
He aprendido a responder de forma bastante irónica y sin ser discreta: ¡Sí, todo el día con abanico en mano, echándome aire y viendo la TV, es verdad!  
Créeme, sueno tan mal, que la gente de inmediato se corta y cambia la conversación.
La respuesta suele empeorar cuando, en una conversación, sale la clásica pregunta: ¿No has pensado en hacer algo más con el tiempo que tienes libre?
Ahí me toca respirar profundo y rendirle un homenaje a las fabulosas sonrisas de Maléfica, imitándola, mientras pienso en lo feliz que soy cuando amanece y no voy protestando porque es hora de ir a trabajar. Al contrario, amanece y estoy desesperada por empezar a escribir porque amo mi profesión y además, me pagan por ello. Trabajando desde casa :)
¿Te haces una idea de la calidad de sonrisa que se me dibuja en la cara cuando pienso en eso ante alguien que, probablemente no solo nunca entenderá mi oficio, si no que además, puede que sea infeliz porque no le gusta su trabajo?
A mi parecer, la única manera en la que la gente respete el oficio y el lugar desde el cual lo desempeñas, en el caso de los escritores independientes, es cuando haces una fortuna o empiezas a ser reconocido por los medios sociales. Entonces sí, cualquiera dirá que eres un escritor de Bestsellers.
Para ese momento, también lloverán los elogios y la gente recordará lo mucho que te esforzabas en tus inicios y lo mucho que creías en ti mismo. Empezarán a respetar tu horario de trabajo porque ya será un oficio serio o mejor dicho: una profesión, y será cuando les escucharás decir: es su hora de trabajo y no se le puede molestar.
Mientras eso no ocurra, seguirás siendo una persona que tiene mucho tiempo libre -de más- y los que están a tu alrededor, seguirán creyendo que tú no haces nada en todo el día porque ‘trabajas’ desde casa. ¡Y más vale que no te atrevas a enfadarte si alguien te interrumpe mientras estás escribiendo!  
Acostúmbrate a ser el delegado para hacer tooooodo lo que haga falta hacer fuera de casa porque tú no tienes que ‘cumplir’ un horario. Eres tu propio jefe y ¡por favor! claro que puedes tomarte todo el tiempo que sea necesario -espero se note la gran cuota de sarcasmo que incluí en este último párrafo-.
¡Ah! Y reza que no te pillen más de dos ‘likes’ seguidos en Facebook o dos retuits seguidos, porque será más que suficiente para que te digan, totalmente indignados: ¡Es que te la pasas, todo el día, pegado al ordenador metido en Facebook o tuiter!...
…Y quizá, estabas posteando que tu libro entró ese día al top 100 de los más vendidos...
…Pero lo que cuenta es que estuviste todo el día en las redes… perdiendo el tiempo… porque no haces más nada en la vida…
Sí, ¡Bienvenido al mundo de los que trabajamos desde casa!
 
¿Cómo te va a ti con esto?
Cuéntame tu experiencia abajo en los comentarios.
Gracias por leer y compartir.
Recuerda que si quieres recibir los post directamente en tu email cada semana puedes suscribirte completamente GRATIS introduciendo tu dirección de correo electrónico en la primera sección de la barra lateral :)

 

 

8 comentarios

Write comentarios
chary ca
AUTHOR
26 de febrero de 2016, 4:44 delete

Como siempre no puedo estar más de acuerdo contigo. Es más que triste, que hasta a los de tu propia casa les cueste creer que esto es un trabajo. Al que le dedicas más horas de las que dispones y que quizás es verdad nunca te dé ni lo suficiente para pagar la luz que gastas con el ordenador. Pero es un trabajo les guste o no, y es un trabajo que además se hace con devoción y sin importar nada más. Me molesta mucho que se me cuestione que dedico demasiadas horas para lo que se saca, ¿me meto yo acaso con el pobre que está haciendo horas a porrillo por un miserable sueldo y haciendo de paso el culo gordo a la multinacional para la que trabaja? No, verdad, pues entonces que se me respete mi trabajo. Porque no solo creamos historias que en si ya tiene lo suyo, si no que corregimos, nos dedicamos a la promoción y le damos a los lectores la importancia y el sitio que se merecen.
Como bien dices yo también soy madre de dos niñas pequeñas y todo lo de la casa recae en mí, “como estoy todo el día”, incluidas extraescolares, deberes, disfraces de carnavales etc. Y juro que intento seguir un horario, pero es muy difícil, cuando te encuentras con que hoy tienen fiebre, mañana especialista, la otra reunión con la tutora. En fin, que la gente no sabe de lo que habla. Pero en honor a la verdad diré que un día una chica me dijo: —¿Cómo que no trabajas? Te parecerá poco el trabajo que lleva ser capaz de que una novela tuya vea la luz.
Me dejo con una sonrisa en los labios que aun aflora cuando lo recuerdo.
Compañera de las teclas seguiremos teniendo el privilegio de trabajar en lo que nos gusta pese a quien le pese.

Reply
avatar
Itxa Bustillo
AUTHOR
26 de febrero de 2016, 12:38 delete

Querida Stefania muy cierto lo que dices, "nuestro trabajo" que es una lista interminable dentro de casa le vale un cacahuate a personas como las que mencionas y no sólo los "amigos" sino la misma familia que son los primeros en machacar y en no encotrarte nada bueno, a mi me pasa pero como no tengo paciencia ni soy diplomática cuando me hartan por mi que se vayan a ver si ya puso la marrana, en serio, los mando a comer...ciales y que no me vuelvan a tocar el tema, porque soy importante por lo que soy no porque los demás opinen y desgraciadamente es el círculo cercano el que te conoce y el que debería apoyarte el primero en darte la espalda así que entiendo cada palabra de tu artículo, muy bueno.
Saludos!!

Reply
avatar
Stefania Gil
AUTHOR
2 de marzo de 2016, 3:22 delete

Querida Chary! Estoy descubriendo que vives en Valencia!!! Es una lastima que no hayamos coincidido en las redes cuando yo aún vivía allí, hubiésemos podido tener una buena charla de esto con un rico café jejejej
Yo últimamente me echo porras y fanfarrias sola! jajajajajaj casi, casi, tengo los pompones de porrista y casi, casi me hago una rutina de brincos y cantos para subirme el ánimo de vez en cuando.
Lo importante es que sabemos cuánto vale nuestro trabajo y estoy segura que algún día, los demás lo entenderán :)
Abrazos!

Reply
avatar
Stefania Gil
AUTHOR
2 de marzo de 2016, 3:27 delete

Querida Itxa!!! No puedes ser más acertada con enviar a la gente a comer....ciales jajajjaj (me hiciste reír con eso ;) ) Y sí, llega un punto en que ya no importa la educación o la tan insoportable diplomacia que hay que tener con los demás.
Uno de mis principales problemas con este tema era que no sabía decir NO cuando era necesario, entonces asumía responsabilidades de más y cuando me daba cuenta, estaba sumergida en un caos, sin tiempo de nada y frustrada. Hoy en día, mi trabajo prevalece, claro, si hay algo muy urgente que se debe hacer... lo hago, sin duda. Pero no asumo compromisos de nada. Respondo: lo siento, mañana NO PUEDO, tengo que escribir.
Como le dije a Chary en el comentario de arriba: ya llegará el día en el los demás puedan entender este oficio :)
éxitos!!!

Reply
avatar
Alan D.D.
AUTHOR
8 de junio de 2016, 11:13 delete

A mí la cosa me va mal, MUY MAL. No soy bueno con horarios y con los trabajos que tengo desde casa, además de escribir, me quitan mucha energía y ganas. Últimamente paso mucho tiempo en redes perdiendo el tiempo solo porque no quiero escribir, no me dan los ánimos ni la creatividad, a saber qué le haré... ¿alguna fórmula mágica a lo Bibidi Babidi Bu para solucionar esto? T_T
¡Un abrazo!

Reply
avatar
Stefania Gil
AUTHOR
12 de junio de 2016, 3:18 delete

Querido Alan:
Desde julio del año pasado, yo estaba igual que tu. No tengo tiempo, no quiero, no tengo imaginación, no se me ocurre nada y etc, etc, etc. Esas eran mis frases antes de que en Enero de este año tomara la decisión de escribir como debería hacerlo si estuviese contratada por una editorial: con una fecha límite de entrega. Para eso me estoy ayudando con el sistema de pre-venta de Amazon. Es muy arriesgado, lo reconozco, pero me obliga a alejar de mi todos los pensamientos absurdos y negativos que aparecen cuando estamos bajos de creatividad. Es como cuando estás a dieta y la mente te sabotea hacientdote sentir más hambre y ansiedad descontrolada.
Claro, también me estoy poniendo metas razonables: historias cortas, divertidas y sin muchas complicaciones. Hasta ahora me va funcionando bien.
Y otra cosa que hice para estimularme es crearme una cartelera justo detrás de la pantalla de mi portátil, en la que coloqué frases motivadoras y además hice una especie de 'organizador' en el que tengo A LA VISTA las fechas de preventa y publicación de todas las obras pautadas para este año. En Instagram coloqué una foto en algún momento hace unos meses, para que la busques como ejemplo. Es más, te voy a etiquetar así la ves más rápido.
Yo entendí que soy de rutinas y organización. Si cumplo ambas cosas no tengo tiempo para divagar porque ya todo lo tengo pautado. En lo que me salgo un poco de esa rutina es cuando empiezan mis problemas.
Espero que puedas encontrar un método que te venga bien.
Abrazos.

Reply
avatar
Claudia
AUTHOR
10 de julio de 2016, 11:17 delete

Que buen articulo! Especialmente porque muchas veces estas actitudes de la gente nos hace sentir que realmente estamos "perdiendo nuestro tiempo" en vez de hacer algo mas valioso y que nos reporte mas dinero. Yo vengo trabajando en Youtube desde hace mas de 6 años y ya puedo decir que la entrada de dinero de.los videos y blog me reporta un "sueldito interesante", sin embargo empece a escribir hace un par de años y recien ahora, con mi segundo libro estoy comenzando a ver ganancias. El tema, y eso es lo que la gente no.termina de entender, es que no escribimos por el dinero que podemos ganar(aunque yo tengo la.esperanza de vivir algun dia de mis libros) sino, como bien dices en este post, escribimos porque amamos hacerlo!! Realmente no hay nada que yo disfrute mas y se que solo esto lo pueden entender aquellos que comparten esta pasion. Lo unico que he aprendido trabajando desde casa es que somos nosotros mismos quienes debemos hacer que se respeten nuestros horarios. Hace un tiempo que me he puesto un horario inamovible para y la frase que yo uso es "Lo siento, no puedo, a esa hora estoy trabajando".Al principio cuesta ser firme, pero es la unica manera de que los demas respeten nuestro trabajo, primero debemos respetarlo nosotros. Gracias por este articulo, preciosa! Un abrazo!

Reply
avatar
Stefania Gil
AUTHOR
19 de julio de 2016, 14:19 delete

¡Hola Claudia! ENcantada de tenerte por aquí leyendo y comentando tu experiencia. Es así, si nosotros mismo no decimos ¡No lo siento, No puedo. Tengo que trabajar!Se nos escapa de las manos el poco -o mucho- tiempo que tengamos para sacar adelante esa profesión que no da dividendos al principio pero que podría generar buenos resultados si respetamos y valoramos nuestro propio trabajo. El respeto lo imponemos nosotros mismo y ahí empiezas a ver resultados en la gente y como fruto de tu constancia y determinación, empezarás a notar el cambio en la cuenta del banco jejeje pero esto es algo que se lleva su tiempo.
¡Mucho éxito en tus publicaciones!
Saludos :)

Reply
avatar