A veces te preguntas ¿Sobre qué escribir?

miércoles, junio 03, 2015 0 Comments A+ a-



Después de que estableces una rutina de escritura como lo sugerí en el post de la semana pasada -Ir al Post anterior-, empezarás a preguntarte ¿Sobre qué escribir? No siempre sabemos de qué queremos escribir. No siempre llevamos la cabeza llena de nuevos argumentos. Así que puedes escribir de lo que te dé la gana -como diría Stephen King en “Mientras Escribo”-.
Muchos opinan que hay que escribir de lo que uno sepa. Eso no es necesariamente cierto y menos, con esa maravillosa ventaja tecnológica que tenemos a la mano llamada Internet, que resulta ser  como la bola de cristal de una bruja: todo lo ve, todo lo sabe y todo lo revela. A veces, en exceso, diría yo. Pero bueno, el caso es que con tan valiosísima herramienta, podemos escribir -haciendo una investigación previa- de cosas sobre las que no tenemos ningún conocimiento que, mezcladas con lo que sí sabemos, nos podría dar un resultado muy interesante.
Y esa combinación será perfecta si, además, escribes dentro del género literario que más te gusta.
Es normal que te sientas atraído a escribir sobre el género que te apasiona leer. Es un tema que conoces, un área en el que te sientes seguro y cuando hay confianza en lo que se está haciendo, todo sale bien. Quizá, llegará un punto en el que quieras experimentar a escribir dentro de otros géneros.
Yo, por ejemplo, empecé con Romance Paranormal, es lo que me apasiona. Los ojos se me van solos a esa sección en cualquier librería que entro y mi imaginación, siempre va creando argumentos en mundos sombríos llenos de místicos personajes. Nunca dejaré de escribir dentro de ese género pero, también me gusta la romántica pura y experimenté escribiendo una novela de ese tipo. Fue muy difícil. Al principio, me sentía como si me faltara algo. Pero lo logré. “Mi Último: sí, acepto” es una novela romántica pura con personajes reales y que pasan por situaciones reales. La experiencia me gustó y sin darme cuenta, he ido tomando nota de argumentos fugaces que me pasan por la mente para nuevas novelas.
Caso contrario pasó con mi mejor amiga y colega de pluma Helena Morán-Hayes que nació para escribir romántica, definitivamente. Sin embargo, tuvo interés por escribir algo paranormal y lo consiguió con su novela “Caín”. Una novela estupenda cargada de magia, seres místicos y una leyenda asombrosa que la misma Helena creó para darle vida a los personajes. Y aunque la novela es fluida y perfecta, Helena asegura que no se siente a gusto escribiendo dentro de dicho género a pesar de que le encanta leerlo.
Como escritor, debes saber y tener muy claro sobre cuál género quieres escribir. Sobre todo, escribe sobre lo que te gusta. Y por favor, no lo hagas por dinero, porque si estás escribiendo solo para ganar dinero, entonces lamento decirte que estás en el camino equivocado.
 
“Escribe lo que quieras, infúndele vida y singularízalo vertiendo tu experiencia personal de la vida, la amistad, las relaciones humanas, el sexo y el trabajo. Sobre todo el trabajo. A la gente le encanta leer sobre el trabajo; no sé por qué, pero es así. Si eres fontanero y te gusta la ciencia ficción, plantéate escribir una novela sobre un fontanero en una nave espacial o en otro planeta. ¿Te ríes? Pues el difunto Clifford D. Simak escribió una novela que se llamaba Cosmic Engineers y se ajusta bastante a la idea, además de ser buenísima. Hay que recordar que no es lo mismo dar sermones sobre lo que se sabe que usarlo para enriquecer una narración. Lo segundo es bueno. Lo primero no”  -Stephen King “Mientras Escribo”-