Tradiciones...

viernes, marzo 21, 2014 0 Comments A+ a-


Hace seis meses que nos mudamos a Valencia. Como cualquier otra ciudad de Europa, está llena de historia y tradiciones.

Es admirable ver cómo la gente prepara toda una ciudad para un evento que los llena de orgullo como lo son: Las Fallas Valencianas.

Cada año, en Marzo, se celebra esta importante tradición que proviene de tiempos remotos. Los locales cuentan que en la antigüedad, los carpinteros rendían homenaje a su patrón “San José” haciendo pilas de maderas a las que les prendían fuego para purificar y renovar. Con el paso del tiempo, a esas pilas le fueron agregando chistes y luego críticas a alguna situación particular que les afectara.

Seguían pasando los años y empezaron a adornar las pilas de madera, hasta que hoy en día, fabrican monumentos espectaculares llenos de color que son exhibidos durante tres días en las calles de Valencia. Los habitantes de la ciudad pueden salvar uno de estos monumentos mediante votos y pasados los tres días de exhibición, los perdedores, van a la hoguera.

Durante esos días, Valencia se llena de gente de todas partes del mundo, las calles son adornadas con luces y el ambiente de fiesta que se vive por toda la ciudad es algo inexplicable.

             Muchos de los Valencianos se visten con los trajes antiguos para conmemorar las fiestas.

            Las Falleras lucen sus espectaculares trajes y majestuosos adornos que colocan en su tradicional peinado.

Se hacen desfiles con las falleras y las bandas musicales para llevarle la ofrenda a la patrona de Valencia: “La Virgen de los Desamparados” en la Plaza de La Virgen. Allí, levantan una réplica gigante de la Virgen y en lugar de vestirla con telas, hacen un armazón de madera en el que van colocando los ramos, de tres flores, que lleva cada Fallera como ofrenda hasta que forman un hermoso vestido.

La verdad es que nos sentimos privilegiados de haber podido vivir tan importante tradición para los habitantes de esta ciudad. Repetiría la experiencia sin dudarlo, ya que las tradiciones que se siguen de generación en generación son dignas de ver y de aprender. Y aplaudo a la sociedad Valenciana por mantener vivas sus tradiciones.





Publicidad

">